domingo, 30 de septiembre de 2007

La muerte de Lobezno

Ha habido una pregunta para los seguidores de Lobezno que ha rondado sus cabezas durante años, o al menos desde 1987, cuando se publicó el Uncanny X-Men Annual #1, cuando Lobezno se regeneró desde una gota de su propia sangre (no importa lo que aprendieras en biología, según Claremont y Alan Davis) ¿qué pasará cuando Lobezno “muera”?

Ya sabes cómo ha sido de herido, cuando no quedaba nada más que su esqueleto de adamantium o un dedo. La habilidad de regeneración total se ha demostrado de un modo o de otro a lo largo de la última década, pero el escritor Marc Guggenheim anuncio un escandaloso regreso cuando en su primera etapa en la serie de Lobezno vio al héroe morir en un accidente de avión, y después achicharrarse por el explosivo villano Nitro.

Guggenheim nos trae de nuevo sus pensamientos sobre qué es lo que le pasaría a Lobezno tras el número #48 (Americano) de la serie del mutante, que nos mostrará a Lobezno en una lucha por el derecho de volver a la vida con su memoria y alma intactas.

El arco argumental que saldrá a la luz en Lobezno #57, será un epílogo de la historia “Vendetta”, que aconteciera durante Civil War, y nace para preguntarnos qué ocurre cuando Lobezno sobrevive a una herida más que mortal. En comprensible que su cuerpo se cure, pero aunque puede regenerar su cerebro, ¿podrá hacer lo mismo con sus recuerdos, personalidad y alma?

Comprenderá entonces Lobezno que toda esta espiritualidad va a donde van todas nuestras almas, al más allá. O al menos su personal versión del más allá. En este lugar encontrará a un misterioso personaje, Lazear, con el que luchará. Si Logan gana la pelea, su alma regresará a la tierra, donde se encontrará a su cuerpo esperándolo debido a su factor de curación.

La principal razón para hacer todo esto es que se ha convertido en un personaje que no evoluciona en el sentid dramático, su factor de curación lo devuelve siempre a su status quo, es decir, no hay consecuencias en sus heridas. Puede que se consigan si lo que se daña una vez más es su alma.

Fuente: Newsarama


Generated Image

Template by:

Free Blog Templates