lunes, 31 de diciembre de 2007

X-Men #206: Complejo de Mesías (Capítulo 9)

Anteriormente en Complejo de Mesías

Después del Día-M, la raza mutante se acerca a su extinción. Los que parecían ser el reemplazo de la humanidad, ahora se ven reducidos a unos pocos cientos, condenados a caer en el olvido. La esperanza ha llegado en forma de un nuevo nacimiento mutante, el primero desde el Día-M.

El rebelde X-Man Cable ha secuestrado al bebé. Inseguro de sus motivos, el líder de los X-Men, Cíclope, tomó la desesperada medida de activar X-Force, su escuadrón encubierto de mutantes en acción. Su misión: recuperar al niño sea como sea. Pero X-Force no es el único grupo tras la captura de Cable. Los Reavers, que odian a los mutantes, salieron a por Cable primera. La feroz lucha sólo dejó al X-Man Cáliban muerto, y la huida de Cable con el bebé.

Mientras, Layla Millar y uno de los duplos de Jaime Madrox, el Hombre Múltiple, han partido hacia el futuro. Su búsqueda de los secretos del bebé mutante los ha conducido a un mundo donde los mutantes son apresados en campos de concentración. Ahora, Layla y Jaime están presos y sus esperanzas de completar la misión parecen nulas.

Capítulo #9

Bahía de Nueva York. Campo de re-localización mutante. 80 años en el futuro.
Los soldados del campo tienen a Madrox inconsciente, y proceden a raparle la cabeza. Layla tiene que soportar la humillación de ducharse en duchas comunes con los guardias vigilándola, para posteriormente raparle a cabeza al igual que a Madrox. Mientras, un guardia le cuenta a Layla que perdió a sus hijos en la guerra de los seis minutos, mientras le amenaza con una jeringuilla. Cuando la llevan a través de los pasillos, su mirada se cruza con la de Madrox, al que llevan a otro lugar. Ambos van vestidos de naranja, sus uniformes de presos. Jaime le pregunta si le han hecho daño, pero en ese momento lo retiene para llevárselo a otro lugar, donde un hombre de extraño aspecto le enseña una aguja, todo lo que necesita para marcarlo de por vida.

Alberta, Canadá. Ahora.
El Pájaro Negro sobrevuela las vastas praderas nevadas. En su interior, todo el equipo de rescate que Cíclope ha reunido. Emma les sirve de guía hacia el lugar de la batalla. Ésta ya ha terminado, ahora llega la hora de las malas noticias. Cáliban está muerto. Sendero de Guerra sigue a su lado, tratando de reanimarlo, pero ya no puede hacer nada. Su deuda con él es grande, ha muerto por salvarle la vida. Cíclope ya está reunido con Lobezno, valorando los daños de la batalla. Saben que Cable ha huido en uno de los Pájaros Negros, pero, conocedor de dicha tecnología, ha desactivado todos los sensores de localización que puede rastrear el segundo jet. Para colmo, bloquea telepáticamente el rastreo psíquico de Emma. Lobezno se da cuenta de que desde que Cable salió de Cooperstown ha seguido un camino hacia el sur y un poco ladeado hacia el éste. Si siguen esa dirección puede que lo encuentren. Cíclope sabe que la única forma de rastrear a Cable ha muerto, porque era Cáliban el que mantenía un vínculo con él desde que fuera Jinete. Pero el líder de los X-Men ya tiene algo en mente.

Escuela Xavier para Jóvenes Talentos.
Entre los New X-Men y las Stepford Cuckoons están llevado a cabo labores de reparación de Cerebra, conscientes de que podrán usarlo muy pronto.

I-35 E. Texas.
Cable ha detenido su huida por unos momentos para que el bebé coma. Ha abandonado el X-Jet y espera sentado en la orilla de la carretera. Cuando a lo lejos ve venir un camión, se para en mitad de la vía y el camionero se ve obligado a frenar bruscamente. Cable hace bajar al camionero y le roba el vehículo. Va camino de Dallas.

El futuro.
Madrox profiere un terrible grito de dolor. El extraño hombre de grandes gafas rojas y cabeza tatuada le explica que no puede anestesiarlo porque si no la catálisis no se producirá apropiadamente. Los pigmentos que le está implantando son un virus llamado CC222A, y no solo se escribirán en su piel, sino en si ADN, llevando la marca de por vida. Cuando terminan de marcarlo, Madrox sólo pregunta por Layla, y le responden que está siendo marcada también.

Algún lugar sobre la mitad de los EEUU. Ahora.
En el X-Jet, Monet está preocupada por el sentimiento de Sendero de Guerra. Por otro lado, Cíclope se pone en contacto, a través de las Cuckoons, con Prodigy, de los New X-Men, que está arreglando Cerebra. Éste le dice que está muy cerca de lograrlo. De vuelta al Jet, Hombre de Hielo le dice a Cíclope que no puede comprender los motivos de Cable para hacer lo que está haciendo. Cíclope sólo puede pensar que aunque venga del futuro, sigue siendo su hijo, y recuerda el momento, años atrás, cuando, tras rescatarlo de Nanny, y junto a Jean, se vio obligado a entregárselo a la guerrera Askani que vino desde el futuro para poder salvarlo. Pero es consciente de que ahora lo único importante es el niño, y puesto que Cable ha hecho su elección, él como líder también ha tomado la suya.

Escuela Xavier para Jóvenes Talentos.
Lo han conseguido, los new X-Men ponen en marcha Cerebra sin ningún problema. Las Cuckoons ya tienen sus cascos puestos y comienzan el rastreo. Localizan a Cable a la primera, en Texas. Se ponen en contacto con Emma Frost y Cíclope y les dan las coordenadas, Cíclope comprende que Cable va hacia los laboratorios de Forja, y además sabe porqué va hacia allá, y por ello deben detenerlo, o lo perderán para siempre.

Texas. Laboratorios de Forja.
Cable estrella el camión contra la fachada del edificio y entra gritando a Forja que no quiere luchar con él, que sólo necesita su ayuda: una máquina del tiempo. A Cable le extraña que Forja no haya salido en su búsqueda, pero esto es porque se lo encuentra en el suelo, con sangre alrededor de él, con síntomas de haber sido golpeado brutalmente. En ese momento alguien le dispara por la espalda.

El futuro.
Dos guardias llevan a rastras a Madrox, diciéndole que está en su nuevo hogar, y lo dejan abandonado entre las ruinas de lo que fuera la antigua ciudad de Nueva York. Cuando los guardias se marchan, empiezan a parecer asustadizos mutantes, y se abalanzan curiosos sobre el cuerpo de Madrox. Éste despierta, y se da cuenta de que ha sido marcado con una gran M en su ojo derecho.

Ahora.
Con Cable y Forja heridos a sus pies, Lucas Bishop apunta sin piedad al bebé que está desprotegido en el suelo.

Continuará en Patrulla-X #494: El momento de la verdad para Bishop. Layla y Madrox alcanzan su objetivo, y los X-Men son engañados por última vez !!


3 Comentarios:

Yogur dijo...

FELIZ AÑO NUEVOOOOO!! :D

Pater dijo...

eyyyy, ese Bishop! ^^
feliz año!

Antón dijo...

Bishop!....menuda sorpresa ehh... Feliz Año nuevooo!

Template by:

Free Blog Templates